Marcha a 41 años del golpe de Estado Cívico – Militar

Compartir: | | |

Gacetilla de Prensa: Justicia por Jorge Reyna

A 41 años del último Golpe de Estado cívico-militar del 24 de marzo de 1976, nos encontramos en el Jardín de la Memoria de la plaza San Martín de Capilla del Monte, para repudiar el Golpe genocida más brutal en la historia de nuestro pueblo, para reivindicar las banderas de nuestros 30.000 compañeros y compañeras detenidos desaparecidos, y para ratificar nuestro compromiso en la lucha contra la impunidad de ayer y de hoy.

Repudiamos a la dictadura que buscó destruir todas las formas de organización del pueblo para profundizar la entrega y el endeudamiento, la explotación y el hambre al servicio de un régimen económico y político a beneficio del capital nacional y transnacional.

Pero la impunidad de ayer continua hoy cuando en democracia las estadísticas dan cuenta que hay un muerto cada 25 horas por gatillo fácil. En nuestro pueblo fue asesinado el 26 de octubre de 2013, el joven Jorge Reyna de 17 años. Quien fue detenido siendo menor de edad por la policía de Capilla del Monte y apareció muerto en una celda de la comisaría de nuestra localidad. Las versiones policiales no tardaron en declarar que el joven se había suicidado con una campera.

Hoy le ponemos nombres a la impunidad: la responsabilidad política del aún intendente Gustavo Sez, la desidia judicial quien tuvo en su momento a la fiscal Alejandra Hillman, cómplices y funcionales a las políticas represivas de la provincia de Córdoba. El entonces comisario Juan Castro, el subcomisario Marcos Ariel Villagra, el sargento primero Jorge Esteban Valencio y Amelia del Valle Rivero, el cabo Germán Gonzalo Zalazar, la oficial subinspector María Eugenia Villagra, el cabo primero Pereyra y los policías Tello, Cáceres y Ruarte. Un entramado que es parte de una política sistemática, ya que siguen siendo muchos los jóvenes del país que suman la triste lista de casos similares a los de Jorge Reyna. Las situaciones de hostigamiento, represión y asesinato hacia los y las jóvenes de barrios populares se siguen cometiendo en mano de las fuerzas represivas del Estado, por mandato de gobernantes que responden al poder económico que pretende mantenernos en la pobreza, sumisos y sin esperanza de nada.

A pesar del terror de aquellos años y el silencio y la impunidad de los malos gobiernos que continuaron, nuestro pueblo siguió resistiendo. Nuestras queridas Madres de la Plaza, como las Madres contra el gatillo fácil batallan contra una justicia de los poderosos y golpean la memoria de una sociedad que lucha con la presencia en las calles, años tras años, para conseguir verdadera justicia y terminar con la impunidad de ayer y de hoy.
Porque siempre habrá 30.000 razones para seguir luchando!!!
30.000 compañeros y compañeras PRESENTES!!!
NI UN PIBE MENOS!!!! BASTA DE GATILLO FÁCIL!!!

Familiares, Amigos y Amigas de Jorge Reyna
Facebook: Justicia X Jorge Reyna

 

 

 

(Visited 62 times, 1 visits today)