Murió el genocida Luciano Benjamín Menéndez

Compartir: | | |

Luciano Benjamín Menéndez, la máxima autoridad en Córdoba durante la dictadura y responsable de la represión en Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis, Santiago del Estero y Tucumán, murió a los 90 años en un hospital cordobés donde permanecía internado desde hace unas semanas. Cumplía arresto domiciliario por las 12 condenas a prisión perpetua que recibió por sus múltiples crímenes: desapariciones, asesinatos, secuestros, torturas, violaciones y robo de bebés.

Jefe de represores, Menéndez tuvo a su cargo el área 311 en que la dictadura cuadriculó el país para su plan de exterminio. Manejó diez provincias argentinas en un plan sistemático de secuestros, torturas, apropiación de bebés y desapariciones que ha quedado demostrado en cada uno de los juicios por delitos de lesa humanidad realizados desde 2008.

Alias “Cachorro”, “Chacal” o “Hiena”, comandó el Tercer Cuerpo de Ejército entre 1975 y 1979. Tuvo bajo su mando el destacamento de Inteligencia 141 General Iribarren, del que dependía el centro clandestino de detención La Perla, conocido como “la ESMA cordobesa”, por donde se calcula que pasaron 2500 detenidos.

Seguir leyendo en Página12

(Visited 16 times, 1 visits today)