El INTI mantiene el plan de lucha después de un fin de semana de intensas acciones de protesta

Compartir: | | |

La junta Interna ATE-INTI resolvió llevar a cabo un acampe en cada delegación del país los próximos 7 y 8 de marzo en reclamo de la reincorporación de los 258 despedidos. El viernes se realizó un festival solidario en Córdoba y el fin de semana una muestra tecnológica ‘INTI en lucha’ en la sede central de Miguelete, provincia de Buenos Aires.

Los trabajadores de INTI prosiguen el plan de lucha en todo el país, en rechazo al ajuste que el gobierno nacional viene aplicando al organismo, reclamando la reincorporación los 258 despedidos sin causa.

En un plenario de delegados y trabajadores con representación de Trelew, Neuquén, Mendoza, San Luis, Entre Ríos, Tucumán, Chaco y Córdoba, junto a los numerosos Delegados del Parque Tecnológico Miguelete, realizado este fin de semana en la sede central de Miguelete, se ratificó la continuidad de las medidas de fuerza en las sede de INTI de cada provincia, a través de la realización de un acampe los días miércoles 7 y jueves 8 de marzo.

En ese marco, el pasado fin de semana se realizó la muestra abierta a la comunidad “TecnoINTI en lucha”, para mantener abiertos los canales de comunicación hacía afuera del conflicto y dar a conocer las actividades que realizan los trabajadores durante su jornada laboral ordinaria.

Desde Córdoba viajó una delegación de trabajadores despedidos y no-despedidos junto al secretario Gremial del Consejo Directivo Provincial, Diego Guerra. Luego del enorme impacto de la Caravana del INTI del viernes hacia el Ministerio de Trabajo de la Nación, el Gerente Zlatanoff decidió cerrar el predio de la sede central a partir de las 23:49 de ese mismo día, trayendo de nuevo a la Policía para impedir el ingreso de las y los trabajadores.

Festival solidario

Por otro lado, el viernes pasado se realizó un festival de música en solidaridad con el conflicto del INTI en Córdoba Capital, en la Plaza Vélez Sársfield. Con gran repercusión y concurrencia, la Mesa de Ciencia y Técnica coordinó la actividad donde participan compañeros de INTI, INTA, SENASA, Subsecretaria de Agricultura Familiar, Conicet y la UNC.

La actividad comenzó a partir de las 17 horas y el punto de partida fue una feria de productores autogestionados de frutas y verduras denominado ‘Verdurazo’.

En la oportunidad, estuvo presente el presidente de la Junta Interna ATE-INTI, Francisco Dolmann. En Córdoba, el INTI despidió a compañeros de Cruz del Eje, Córdoba capital y Bell Ville.

La actividad se desarrolló hasta las 24 horas y contó con el apoyo de ATE, Surrbac, Adiuc, Coopi, APINTA y la solidaridad de la Mesa Permanente de Derechos Humanos.

Documento conjunto

Delegados de ATE y representantes de los trabajadores en lucha leyeron un documento conjunto, que facilitamos a continuación:

¿Por qué hoy decidimos convocar a un festival por la unidad de los pueblos en lucha?

Como trabajadores, como sociedad diversa en culturas, creencias y costumbres debemos esforzarnos, luchar por generar conciencia conjunta, colectiva. Para que esto pueda construirse, florecer, multiplicarse, necesitamos crear redes que contemplen nuestras diferencias y nos permitan encontrarnos desde diferentes lugares.

Después de disfrutar de la música que somos capaces de crear, queremos invitarlos, invitarnos, a reflexionar sobre las ideas y proyectos que compartimos, las opciones que tenemos para construir un país donde sea posible encontrarnos y diagramar caminos donde quepan muchos mundos.

Queremos que sea una realidad la existencia de espacios de debate que nos permitan pensar un país más allá del gobierno de turno, más allá de las diferencias, más allá de nuestro espacio personal.

Construir con el otro significa mirar la multiplicidad de posibilidades que explotan cuando lo colectivo es el motor de las transformaciones. Nos mueve la potencia del trabajo por hacer, para que él, vos, yo, nosotros, podamos acceder a un laburo socialmente útil, a una educación pública, laica y gratuita, al goce del tiempo libre, a un salario justo, a una jubilación digna.

Latinoamérica atraviesa un momento muy difícil, evidenciado en lo inmediato en el aumento del costo de vida y el achicamiento de nuestros salarios. Diariamente asistimos a una espiral de despidos que buscan generar miedo y disciplinarnos como sociedad. Lo que quieren estos grandes generadores de desesperanza es un país sin organización. Y sin organización es muy fácil que nos pasen por encima.

En los últimos dos años los sectores de ciencia, técnica y educación venimos siendo golpeados a través de una política de ajuste con un claro perfil neoliberal. Se busca desmantelar años de investigación, transferencia y vinculación con la sociedad. Proyectos productivos, sociales y experimentos que contribuyen a la lucha contra el cáncer, la desertificación, el acceso al agua, la protección del bosque nativo son desfinanciados. La investigación básica y las investigaciones sociales y humanas sobre el trabajo, la salud, el racismo, la educación, las mujeres quedan truncos porque técnicos, administrativos, científicos y docentes son desvinculados de sus trabajos o desaparecen subsidios y fuentes de financiamiento.

En la Subsecretaria de Agricultura Familiar los primeros 23 despidos en Córdoba se produjeron en 2016, reduciendo en un 50% la planta provincial. Se logró que tres de esos compañeros fueran reincorporados, pero lo hicieron bajo la modalidad de contratos precarios. Y en una segunda desvinculación, finalmente, los despidieron. Presupuestariamente, se ha limitado el combustible para los trabajos de campo, no se arreglan vehículos y se han hecho caer monotributos sociales agropecuarios. La Subsecretaría de Agricultura Familiar no cuenta con líneas de financiamiento propias para el sector de Agricultura Familiar.

Los productores familiares generan el 80% de los alimentos que los argentinos comemos. Estos productores necesitan un Estado presente, a través de sus técnicos que acompañan en espirales de construcción conjunta, asesoramiento y capacitación para producir más y mejores alimentos.

En CONICET, a fines de 2017, quedaron desvinculados 400 compañeros que estuvieron formándose por siete años en calidad de becarios. Otros 411 más tienen pendiente su situación porque el organismo aún no se ha pronunciado. Durante los años de formación, a los becarios no se les reconoce antigüedad, no les hacen aportes jubilatorios, entre otros derechos laborales ignorados. A los trabajadores del organismo se les niega sistemáticamente un Convenio Colectivo propio.

En el caso de los compañeros y compañeras vinculados al CONICET bajo la modalidad de Artículo 9, se les extiende año tras año el contrato pese a los reclamos para que se conviertan en trabajadores permanentes. Sin ciencia de calidad, comprometida con una sociedad más justa, no hay posibilidad de desarrollo independiente.

En INTA, el año pasado, un informe del Ministerio de Modernización, indicaba que sobraban 750 trabajadores. Este número surgió de un análisis sesgado desconociendo la dimensión y diversidad de actividades que realiza una de las instituciones con mayor presencia territorial del país. Unidos, autoridades y trabajadores de INTA, sostuvieron que no ocurrieran despidos pero fundamentalmente que no se afectarán los procesos de construcción y desarrollo. Sin embargo, actualmente se transita una fuerte reestructuración del INTA para achicar gastos. La financiación se reduce fuerte y constantemente. A esta situación se suma la no renovación de vacantes jubilables, que como la historia lo demuestra, afecta la continuidad de líneas de trabajo fundamentales y en las que se han invertido años de construcción, formación y financiación.

En INTI, organismo encargado de las tareas de control y certificación de productos, desarrollos tecnológicos y ensayos para todas las ramas industriales, se produjeron a comienzos de este año,  258  despidos sin causa. El objetivo detrás de ello es achicar el organismo y entregar las certificaciones a empresas privadas asociadas a algunos funcionarios del gobierno Nacional.

Hace más de 25 días que los compañeros y las compañeras vienen sosteniendo una lucha para que se les reconozcan sus derechos y reincorporen a los despedidos. Las autoridades amedrentan, difaman y no dan respuesta a los reclamos exigidos

EL presupuesto del SENASA está siendo reducido en un 25% y 130 trabajadores fueron despedidos hasta diciembre del 2017. Con este desguace, con esta lógica y con esta falta de compromiso del actual gobierno, el SENASA no puede cumplir su función.

El SENASA el único organismo nacional con aval internacional que puede garantizar la calidad de los alimentos, resguardando la salud de la población y la calidad de las exportaciones. Los controles y funciones que SENASA lleva adelante, pretenden ser transferidos a manos privadas. La inocuidad de los alimentos que producimos y que llega a cada familia Argentina y de otros países, es garantizada por este organismo. Lo que exportamos, hoy se encuentra en riesgo sanitario y zoofitosanitario  por las actuales políticas del gobierno nacional.

La Universidad Nacional de Córdoba representa el laboratorio del Gobierno, implementando una reforma académica ideada por el rector Juri para poner a las Universidades Nacionales al servicio directo de las empresas y multinacionales. Pretenden transformar a la educación superior gratuita y libre en una simple fábrica de títulos habilitantes, con planes de estudio ideados por empresas, carreras cortas, y cursos de posgrado pagos.

Queremos una Universidad comprometida con la sociedad y el pueblo Argentino y no con las multinacionales. Una universidad que de posibilidades

Por eso, este festival es una invitación, un convite, una puerta abierta para organizarnos.

Organizarnos para proteger el trabajo, la ciencia, la educación y a los productores.
Organizarnos para estar informados
Organizarnos para el paro internacional de mujeres del 8 de marzo, exigiendo a las centrales sindicales que lo acompañen activamente.
Organizarnos para defender lo que a lo largo de la historia hemos ganado tras arduas luchas y para consolidar nuevos derechos.
Organizarnos para dar forma al mundo que soñamos…

Fuente:

(Visited 90 times, 1 visits today)