“Hasta que no sepa cien por cien que es Santiago, lo voy a seguir buscando”

Compartir: | | |

La familia de Santiago Maldonado brindó una conferencia de prensa en la sede de la Universidad de la Patagonia en Esquel tras el hallazgo de un cuerpo en el Río Chubut. Luego de los trascendidos, las operaciones de prensa y las noticias sin chequear, uno de sus hermanos, Sergio Maldonado, exigió prudencia, repudió la difusión de las fotos publicadas durante el día y sostuvo que esperarán hasta los resultados autopsia para confirmar la identidad del cuerpo hallado.

La familia comunicó que el mismo será trasladado a la Ciudad de Buenos Aires en un avión de Prefectura entre esta noche y mañana a la mañana.  “Somos seres humanos: fue muy duro estar 7 u 8 horas al lado de un cuerpo”, dijo Sergio. “Tuvimos que convivir con eso, sin saber en qué condiciones estaba. Hay que ponerse un poco del lado humano. Pedimos tiempo para que se hagan las cosas como corresponde. Queremos saber la verdad desde un primer momento”.

A su lado, la abogada Verónica Heredia subrayó que no tienen “ninguna explicación” de por qué el cuerpo fue encontrado en un lugar que había sido rastrillado otras tres veces, y sugirió: “Algo sucedió para que apareciera un cuerpo en este lugar”. Heredia recordó que el último rastrillaje fue el 18 de septiembre y estuvo dirigido por el recusado juez federal Guido Otranto: calificó la medida de “brutal” por haber permitido que un despliegue de casi 400 efectivos mantuviera precintado durante 12 horas al principal testigo de la causa, Matías Santana. Heredia: “Si ese cuerpo estaba el 18 de septiembre con semejante despliegue, se tiene que informar qué se hizo. ¿Por qué dio negativo? ¿En qué medida valoró la prueba el entonces juez?”.

El defensor ante el Tribunal de Casación bonaerense y asesor de Naciones Unidas, Mario Coriolano (uno de los expertos que colaboran con la familia), dijo que se comunicó con el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, para pedirle de “manera urgente” que se tomaran las medidas para garantizar el trasladado del perito del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), Alejandro Incháurregui, a la Pu Lof. Incháurregui precisó que el cadáver estaba flotando, tenía vestimenta y se lo trasladó con la cadena de custodia a la morgue de Esquel, pero al “carecer de elementos esenciales”, se dispuso su traslado al Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema.

Seguir leyendo en LaVaca

(Visited 7 times, 1 visits today)