Jorge Reyna: marcha a tres años de la muerte en la comisaría

Compartir: | | |

A tres años de la muerte de Jorge Reyna, menor de edad que murió el 26 de octubre de 2013 en la comisaría de Capilla del Monte, familiares y amigos marchan exigiendo justicia. La cita será a las 17 hs del día miércoles en el Jardín de la Memoria de la Plaza San Martín de Capilla del Monte.

jorge-reyna2Según expresa el comunicado, “Jorge Daniel Reyna tenía 17 años. Era de San Esteban, un pequeño pueblo de no más de 1000 habitantes, ubicado al norte de la provincia de Córdoba. El sábado 26 de Octubre de 2013 fue detenido en la comisaría de la localidad aledaña, Capilla del Monte, a cargo en ese momento del Comisario Juan Castro, por un presunto robo, donde tras ser golpeado salvajemente por la policía, fallece.

De inmediato trascendió la versión policial de que Jorge se había suicidado ahorcándose con una campera. Sin embargo, y luego de escuchar ridículas y contradictorias hipótesis, la única certeza que tenemos es que Jorgito no se suicidó.
La noche del 26 de octubre cuando su mamá, Olga, se acercó a la comisaría no le permitieron ver a su hijo, decían que podía entorpecer el caso. Esa misma noche lo llevaron a Córdoba para realizarle la autopsia, que luego la fiscal les confirmó, “muerte por asfixia mecánica”. Según recuerda Olga, los golpes los tenía todos del lado izquierdo: cejas, piernas, costillas. Se lo entregaron casi desnudo, con la camisa de a cuadros desabrochada. “El domingo lo velamos, el lunes lo sepultamos. Se movieron rápido”, explica. Ante la evidencia de los golpes, la fiscal Alejandra Hillman, aludió que los mismos fueron producto del traslado de la ambulancia por el camino sinuoso.

Estas prácticas de violencia institucional se han extendido en todo nuestro país. Los aparentes suicidios son prensa de manera corriente, siendo un procedimiento más del modus operandi policial. Al igual que Facundo Rivera Alegre, de la ciudad de Córdoba, o Luciano Arruga, de Lomas de Mirador, provincia de Buenos Aires, cuyo cuerpo apareció luego de cinco años de búsqueda, se opusieron a ser mano de obra de la policía y fueron torturados y desaparecidos. Jorgito, como tantos pibes cuyos nombres no aparecen en ningún lado, fue asesinado a golpes en la comisaría de nuestro pueblo”

Conversamos con Olga Tallapietra, mamá de Jorge Reyna sobre el estado de la causa

(Visited 200 times, 1 visits today)